El tesoro invidente

CAPÍTULO II

Los festines salvajes e impúdicos precedieron el zarpar de los navíos piratas. Litros de ron, mujeres y sinvergüencería se vertieron al unísono con las olas de espuma nívea y burbujeante que golpeaban la playa de isla británica. – Isla Tortuga será nuestro destino, ajustad vuestras brújulas para navegar por el Atlántico, marineros – sentenció un ebrio Henry. Su tripulación de filibusteros respondió con vítores y cánticos desternillantes. Cabe apuntar el juicio de nuestro Ulises pirata, quien manteniéndose fiel a su amor, sólo aceptó un beso por parte de una golfa demasiado bella para renegar de ella.

“jo, jo, jo, a la mar vamos a conquistar. A la luz de la luna y bajo el fulgor del sol, la pillería reinará. Con dagas y trabucos tomaremos tus tesoros, con ron festejaremos nuestros logros. Nos llaman ladrones, mas somos caballeros, caballeros de altamar.”

Y así, un día cualquiera cuya fecha no recuerdo, Henry y sus camaradas partieron de un puerto en sombras, conocido apenas por forajidos y nadie más. Los piratas aún temían al Atlántico. Las leyendas de serpientes marinas, gigantescos pulpos y magnánimos calamares asesinos seguían formando parte de su repertorio de pesadillas y leyendas.

Mientras tanto, observemos lo que ocurría en el frente de los románticos franceses a través de las memorias del capitán adversario: Deschamps, el galo de hierro.

Bitácora del capitán Deschamps

23 de enero

Fondeamos en Isla Tortuga después de semanas de arduo navegar. Mis marineros obraron con maestría. Asaltaron la galera del infame Dragón Barbado con sigilo y arrebataron de sus manos a la hermosa morocha de nombre Carolina. Pronto escucharemos las plegarías del pillo inglés. No tardará en negociar un trueque que nos permita recuperar nuestro tesoro perdido.

13 de marzo

El ramplón de Henry Olonés no ha dignado a asomar rostro en nuestras tierras. Si tan siquiera hubiese enviado un mensaje, mas ni una señal de humo hemos divisado.

Se cierra la bitácora.

Poco se sabe sobre la travesía de Henry. Su contramaestre era un fantoche y aseguró convencido que libraron una batalla contra el mismísimo Kraken. El almirante se desvivió narrando las peripecias de la galera Alba Menor en las antillas. Se lo veía exultante al remembrar la prolijidad del gran capitán Dragón Barbado durante la tormenta del 28 de febrero.

“Con cuanta maestría se enfrentó nuestro capitán, ¡oh santa madre bendita! Las olas, cual montañas iracundas, nos golpeaban con fuerza aterradora. Por un momento creímos que Poseidón nos abrazaba para llevarnos a su morada en el fondo del océano”. –Almirante Maese.

Recordemos que, en alta mar, los piratas no tenían pasado, su nombre de pila era consumido por las llamas de la indiferencia y el olvido. Por ese motivo, cada navegante era bautizado con un apelativo. El de Henry Olonés era tal (Dragón Barbado) no sólo para infundir el terror en los navegantes de navíos ajenos. Aludía, además, a su barba prominente y al enorme dragón cincelado en la piel de su pecho tiznado por el sol.

Una noche de luna menguante, con el ulular de las ballenas y los delfines escoltando la proa, Henry Olonés, cual juglar, canturreó una estrofa profética en la cubierta. Cada frase la acompañaba con el soplido de su armónica y el taconear de sus botas de cuero. La nostalgia por su esposa, y la ira contra sus captores, lo embargaba y las lágrimas por poco y afloraban de sus ojos.

“Dios pregonaba a los hombres: allá donde habiten: 7 plagas golpearán vuestras apacibles pero abyectas existencias. El hambre, el frío, la sed y el dolor serán las teloneras de la muerte, la epidemia y el esténtor…”

Continuará…

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s